Los frescos Sijena, a debate

Las pinturas murales originales de la sala capitular del monasterio de Sijena (Aragón), hasta ahora expuestas en el Museo Nacional de Arte de Catalunya, podrían abandonar el conocido museo para volver a trasladarse a su origen después de la petición de recuperarlas que ha realizado el gobierno aragonés.

Una petición incompleta

El MNAC ha respondido a la petición afirmando que es inviable trasladar las pinturas de Sijena manteniéndolas en buen estado, y que, además, el Gobierno de Aragón no ha dado detalles de las condiciones en las que se daría el traslado. Los responsables del museo sostienen que esta sentencia puede ser revocada, y que ellos van a primar la preservación del Patrimonio Histórico, es decir, la conservación de las pinturas, el estado de las cuales se pondría en riesgo al moverlas de sitio.

Foto de abc.es

Foto de abc.es

La experta doctora Sajeva ha asegurado que aunque se pudieran sacar los frescos del museo de forma más o menos exitosa, la recolocación las destruiría, así que tarde o temprano sufrirían daños. Afirma también que si las pinturas volvieran al monasterio, las condiciones de insalubridad y la imposibilidad de darles el mantenimiento que requieren afectarían de manera negativa a su estado.

El litigio por el poder

La obra, de influencia bizantina, se sitúa entre el arte románico y el principio del gótico y hace tiempo que es objeto de disputa entre Catalunya y Aragón. Ahora, el museo catalán pide al Gobierno de Aragón permiso para llevar a cabo estudios in situ y una resolución por parte de la jueza una vez se pueda valorar la situación de conservación y recolocación con datos objetivos.

Y ahora abro un pequeño debate… ¿eres partidario de que las pinturas de Sijena se queden en el MNAC o que vuelvan al monasterio? ¿Conoces la importancia de su iconografía? ¿La has podido contemplar en directo? Espero tus comentarios, hasta la próxima.

Comments are closed.