De fiesta y disfraces: la tradición del Carnaval

Bienvenidos de nuevo. ¿Ya habéis probado lo de los bookface? Yo sí, pero sin tanto éxito que las fotos que corren por la red… Lo seguiremos intentando. Hoy hablamos de vestidos, pero unos un tanto especiales. ¡Porque disfrazarse también es un arte!

Orígenes de los disfraces

Los disfraces surgieron para ocultar el rostro de las personas que acudían a las fiestas desenfrenadas que explicaremos a continuación. En efecto, muchos eran esclavos que llevaban máscaras porque no querían ser reconocidos. Los trajes fueron evolucionando a lo largo de la historia hasta el día de hoy, cuando ya es posible comprarlos con un solo clic en tiendas online como https://www.precio.online. Actualmente podemos encontrar disfraces de todo lo que nos podamos imaginar, desde el tirolesa o el de polka: https://www.precio.online/moda/vestido-de-polka-barato, pasando por todo tipo de superhéroes o personajes cómicos.

carnaval disfraces

Foto de salutepalace.com

Orígenes del Carnaval

Es interesante ver cómo surgió la tradición de disfrazarse por Carnaval y cómo ha evolucionado a lo largo de la historia. De hecho, dentro de la historia del arte tenemos varias representaciones importantes de esta fiesta. Como muestra, El Carnaval del Arlequín del catalán Joan Miró.

Pero seguro que todos tenemos en mente alguna obra de arte sobre el carnaval italiano de Venecia. Este cogió fuerza durante el Renacimiento para celebrar el inicio de la Cuaresma. Eran 40 días de ayuno precedidos por una gran fiesta en la que todo valía. Comida, bebida y mucha diversión antes del recogimiento que supone la Cuaresma. Aún en vigor pero sin tanta carga religiosa, el carnaval de Venecia sigue siendo el más famoso del mundo.

De hecho, el Carnaval de Venecia está documentado desde el año 1094, cuando unas chicas fueron raptadas. Una vez las rescataron, decidieron conmemorar la fecha todos los años hasta que se convirtió en el carnaval. La fiesta se prohibió en época de Napoleón Bonaparte, aunque se recuperó posteriormente y volvió a todo su esplendor a finales del siglo XX.

carnaval venezia disfraz

Foto de guias-viajar.com

Tantas culturas, tantas fiestas

Otras culturas celebraban también este acontecimiento. Los egipcios, por ejemplo, hace ya cuatro mil años organizaban las fiestas del buey Apis en Menfis. El buey tenía un disco de oro entre los cuernos que, cuando los últimos rayos de sol del día lo iluminaban, daba comienzo una gran fiesta. Los hebreos, por su parte, conmemoran la caída del rey Asuero en la celebración llamada el Purim. Otra conocido evento es el de los griegos, que festejaban en honor a Dioniso en unas celebraciones en las que desaparecían las clases sociales por unos días.

Los romanos, siguiendo la tradición griega, celebraban bacanales en honor al dios Baco protagonizadas por sacerdotisas que iban desnudas (solo llevaban un cinturón de hojas de parra) corriendo campo a través, hasta entregarse al desenfreno de la fiesta. Estas bacantes iban acompañadas de músicos y personas disfrazadas de ninfas, sátiros, etc.

En cuanto a nuestro país, fue prohibido muchos años por varios reyes hasta que poco a poco se volvió a autorizar con la regencia de María Cristina. La tradición resurgió con fuerza en Barcelona con las reivindicaciones obreras.

Lo dejamos aquí por hoy, hasta pronto.

Comments are closed.