Crea tus propias obras de arte abstracto

Si en el post anterior hablaba de fotografía, hoy me muevo de escenario para traerte información sobre el arte abstracto. Seguro que muchos de vosotros sois artistas o como mínimo aspirantes, así que quiero animarte a que crees tus propios cuadros para decorar tu casa.

Una búsqueda constante

Es obvio que si te gusta el arte abstracto te moverás por galerías de arte de tu zona y conocerás un poco sobre esta cuestión. También sabrás que este tipo de cuadro se paga muy caro. Si buscas por Internet, tienes opciones más económicas en páginas de segunda mano como esta: http://www.venta-de.com.ve/arte-abstracto.

arte abstracto

Foto de artbylt.com

Manos a la obra

Con esto y con todo, el foco del post de hoy no está en comprar sino en crear. Crear arte tú mismo. En realidad, las obras abstractas, por su naturaleza, no son tan difíciles de concebir. Dan pie a muchos juegos y experimentos, a expresarte de la forma más libre, a inventar y a transmitir.

Deberás trabajar básicamente con la forma, el color y la línea para crear un lenguaje visual único. Tu carácter y estado de ánimo en el momento de crear van a influenciar mucho tu obra, es en parte un ejercicio de introspección. Desafía normas y convenciones, lo que es tan bueno como malo a la hora de empezar.

Aquí tienes unos cuantos consejos que a mí me sirven:

  1. Inspírate en autores que te gusten
  2. Visualiza la obra en tu mente
  3. Prepara la tela y la pintura (idealmente, un lienzo blanco y pintura acrílica o al óleo, con una paleta de colores definida)
  4. Prepara los pinceles y demás materiales que necesites
  5. Ponte ropa vieja (que se pueda manchar)
  6. A pintar

Alternativamente, también puedes preparar el material sin ninguna idea previa y dejar que todo fluya. Es la técnica de la improvisación, que suele dar resultados espectaculares.

arte abstracto

Foto vía Pinterest

A título personal

Si quieres más ideas, te diré que mi última creación fue un cuadro que pinté con la ayuda de cinta de pintor. La dispuse por el lienzo en formas geométricas y di unas cuantas pinceladas en tonos gris y negro, ya que buscaba un resultado minimalista con tonos neutros. Una vez seca la pintura, quité la cinta y ¡voilà!

Este cuadro fue un regalo para una amiga que tiene un piso muy sobrio. En otras ocasiones he regalado obras visualmente muy distintas, ya que me gusta adaptarme a los gustos de la gente a la hora de pintar, ya que por supuesto la obra no será para mí. Igualmente, no voy dando cuadros a todo el mundo, me gusta que mis creaciones sean algo muy especial para la gente que sabe apreciar el arte abstracto.

Si eres nuevo en esto, te recomiendo que guardes para ti los primeros lienzos, aunque sea en tu almacén. ¡Quién sabe si algún día valdrán millones de euros! Bromas a parte, tus primeros pinitos en el arte abstracto son íntimos, a mí hasta me daba vergüenza mostrarlos. Poco a poco te irás soltando y te resultará un hobby muy “normal”.

Me encantaría que me enviarais fotos de vuestras creaciones, tan si son abstractas como de cualquier otro tipo 🙂

 

Comments are closed.