Arte en forma de vinilos decorativos

Los vinilos decorativos empezaron a hacer su incursión en el mundo de la decoración hace aproximadamente una década. A día de hoy, se han consolidado como una solución fácil y barata para decorar las paredes y cristales de casa.

Arte en casa

Si aun no te has atrevido creando tu propio arte abstracto pero quieres dar a tu hogar un toque personal y artístico, los vinilos son tu solución.

En un principio, estos stickers especiales formaban parte de la decoración de tiendas y bares. Pronto se extendieron a un terreno más familiar gracias a que grandes almacenes de decoración y tiendas online (como http://www.baratos.online) los empezaron a comercializar a bajo precio. De esta forma, en muchas casa encontramos vinilos decorando estancias juntamente con cuadros u otros objetos decorativos.

Ahora, pues, es muy sencillo renovar una habitación con la ayuda de este invento. Puede ser un dibujo, una imagen o un mensaje. Un vinilo tanto se pueden colocar enmedio de una pared como en un rincón al que quieres dar carácter. Hasta puedes simular el cabecero de una cama, hay muchas opciones.

Foto de ellahoy.es

Foto de ellahoy.es

Para toda la familia

Los niños tienen una devoción particular para la decoración adhesiva. Les encanta tener la habitación decorada con sus personajes favoritos o con figuras que estimulan su desarrollo y conocimientos. Colocar letras o números esparcidos por las paredes de su mini habitación les divierte a la vez que aprenden: http://www.baratos.online/vinilo-infantil.

En cuanto al material con el que se fabrican, normalmente están hechos de PVC. Su calidad en general dependerá del precio al que se vendan.

Cómo fijar un vinilo

Colocarlos en la superficie deseada suele ser fácil, aunque si el dibujo es muy complejo puede llevar un poco de tiempo y paciencia. Hay que quitar el soporte trasero al que vienen pegados y dejar el papel transparente al colocarlo para finalmente retirarlo habiendo pegado el dibujo en sí, prestando atención a que no queden burbujas.

Hay que tener en cuenta que si la superficie donde colocamos el vinilo es rugosa, podemos tener problemas al pegarlo. Mejor un lugar que sea liso, duro y limpio. Dicho esto, puedes probarlos sobre cristales, muebles, etc.

Los precios de los vinilos varían mucho. Como he dicho, su calidad es un factor que determina su coste. Pero también su tamaño. En Ikea es donde encontrarás más oferta a menor precio. Pueden ir de los 15 a los 100 euros aproximadamente.

Foto de proyectovinilo.com

Foto de proyectovinilo.com

Mis decoraciones

La primera vez que vi un vinilo, en vez de comprarlo quise reproducirlo en la pared de mi habitación dibujándolo yo misma. Es una opción válida para decorar, aunque debes tener en cuenta que tu creación no será de quita y pon como los vinilos. El resultado de mi obra, se trataba de un elefante rodeado de flores, fue bastante bueno. Eso sí, cuando me cansé al cabo de un tiempo tuve que pintar la habitación de nuevo para deshacerme del dibujo.

En estos momentos tengo pegado un mapamundi en el recibidor y mensajes divertidos en los armarios de la cocina.

Espero que tú también te animes.

 

 

 

 

 

Comments are closed.